Noti-Rio

La «pifiada» de Fernández deja al descubierto la disputa de poderes en Juntos

El viernes pasado la legisladora oficialista, Roxana Fernández, protagonizó un lamentable blooper en la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura rionegrina, cuando en un pequeño intervalo, soltó a micrófono abierto «Arabela está haciendo muchas cagadas». La situación sorprendió inclusive a la oposición que afirmó coincidir con el pensamiento de la parlamentaria, pero saben que debido a la delicada cuestión sanitaria no es momento para críticas.

Dentro del oficialismo estaba bien disimulado tanto por la Gobernadora Arabela Carreras, como por el senador nacional Alberto Weretilneck. En el partido provincial habían establecido prioridades aunque después del error de Fernández, queda en evidencia la disputa por el poder entre el ex gobernador y la actual mandataria.

En cuanto a lo partidario Weretilneck es quien hace y deshace, por eso las masas militantes no le pierden el rastro tienen en claro que será el defina la estructura partidaria luego de la pandemia. El ex gobernador lleva un buen rol dentro del senado, tejió buena relación con Cristina Fernández de Kirchner y con criticas a Cambiemos, consiguió integrar distintas comisiones importantes, entre ellas, la más reciente que es la de Minería, Energía y Combustibles, vital para Río Negro y la Patagonia.

Por su parte, Carreras, sin entrometerse lo partidario intenta darle su propia impronta a la gestión de gobierno aunque le asoman algunas dificultades financieras, y sin la ayuda de Nación, le será imposible solucionarlas. Los aguinaldos que dependen del crédito que proviene de Nación y si no llega a tiempo, el pago será en cuotas. La cifra que pretende Río Negro ronda en los 3.000 millones de pesos. La pandemia pegó duro en la provincia y produjo un pérdida de 1.500 millones de pesos mensuales.

La mandataria hace oídos sordos a las críticas de la oposición y da gestos de una gestión para «TODOS». Durante la semana se reunió con María Emilia Soria, la Intendente de General Roca, con quien caminó por la Plaza San Martín y posaron para la foto. Roca es la ciudad con más afectados pero más allá del Coronavirus, la cuestión parece estar quien se hace cargo de la cantidad de infectados.

En la zona atlántica la situación es otra, Sierra Grande y Valcheta toman los recaudos necesarios y «festejan» que no haya casos positivos pasados los 100 días de cuarentena. En San Antonio Oeste de lado quedó el caso positivo. La ciudad del puerto, con Casadei a la cabeza, primerea con la flexibilización de actividades y es el ejemplo de muchos jefes comunales.

En viedma, Pesatti, no pierde oportunidad para reiterarle a la comunidad extremar los cuidados de prevención pero comienza a pensar en la post pandemia. Obras decorativas y otras un poco más ambiciosas, el ex vicegobernador busca «transformar» la ciudad. El plan de limpieza prometido al inicio de la gestión también es uno de los objetivos municipales.

Además, los funcionarios municipales se abocan en llevar la delantera con la reactivación turística, evaluando alternativas con el fin de posicionar a la capital rionegrina como un destino seguro. Las concesiones también forman parte de los quehaceres.

Un comentario sobre «La «pifiada» de Fernández deja al descubierto la disputa de poderes en Juntos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *