Noti-Rio

Otra vez sobrevuela la reparación del Tango 01: afirman que tendría un costo máximo de USD 15 millones

El gobierno trazó una dura radiografía sobre la flota aérea presidencial que le legó el macrismo, incluido el maltrecho Tango 01 -que se intentó, sin éxito, subastar hace dos años- y al que ahora estudia reparar con un costo máximo de 15 millones de dólares, un tercio de lo que equivaldría uno nuevo pero de menor prestación, por lo que no se descarta sea incluído en el Presupuesto 2021.

Es que aunque en el corto plazo, el presidente Alberto Fernández no tiene previsto viajar al exterior, en la pospandemia seguramente deberá emprender giras a las que hoy, con la única aeronave disponible, se vería imposibilitado. La alternativa a no contar con un avión presidencial, aseguran en el oficialismo, es alquilar vuelos privados: un servicio oneroso que, durante la presidencia de Mauricio Macri, costó más de 5 millones de dólares.

Lo cierto es que, a través de un pedido de acceso a la información pública, el Ejecutivo detalló a #BORDER, entre otras consultas, cuál era el estado de la flota aérea presidencial al 10 de diciembre de 2019. «Sólo se encontraba operativa el `Learjet 60, matrícula T-10` (el Tango 10), que es propiedad de la Fuerza Aérea, pero afectado al soporte de operación para traslado del presidente» y «los 3 helicópteros que componen la Flota Presidencial, a saber, Sikorsky S70A, matrícula H-01, Sikorsky S76B, matrícula H-02 y Sikorsky S76B, matrícula H-03», se consignó.

Se trata de los helicópteros que usualmente utiliza el jefe de estado para transportarse entre Olivos y la Casa Rosada y para actos públicos en el GBA, tal como ocurrió el pasado lunes en la estación Villa Rosa de Pilar. La información suministrada, descartó asimismo, que se intentara reemplazar alguno de estos turbohélices en los años anteriores.

El costo que tendría la reparación del Tango 01, en el pedido de acceso a la información de #BORDER

Es decir, al comienzo de la actual administración sólo había una aeronave operativa que incluso despertó las quejas presidenciales por la falta de aire acondicionado. A los pocos meses, la Dirección de Logística de Secretaría General, a cargo de la flota afincada en el sector militar de Aeroparque, decidió hacer un enroque con la Fuerza Aérea: devolver el Tango 10 y pedirle a cambio el Tango 11, otro Learjet 60 pero 10 años más moderno (modelo 2007), que había sido cedido al EANA -empresa dependiente de Transporte- para un proyecto de verificación de radioayuda en aeropuertos (miden las frecuencias de asistencia para aterrizajes).

En Secretaría General reafirman que solo había un avión operativo pero que no se elevó ninguna actuación administrativa al respecto. Lo adjudican a la crisis de pagos que vivió el macrismo en su última etapa que no dejó margen para la inversión en el sector. «El Tango 10 no podía volar más legalmente por eso le extendieron 10 horas de vuelo», cuenta una calificada fuente gubernamental consultada.

El resto de los integrantes de la flota, como el Tango 04, estaban en reparación. Y acerca del Tango 01, Logística, a través de su director Leonardo Barone, respondió el citado acceso a la información: «tras operar el vencimiento de la inspección mayor ` 6C` con fecha 22 de julio de 2016, y con la posterior declaración en situación de desuso la aeronave Boeing 757-200, matrícula T-01, se comenzó con la ejecución de tareas tendientes a su preservado, siguiendo el Programa de Mantenimiento de Baja Utilización (LUMP:`Low Utilization Maintenance Program`), emitido por la firma Boeing, fabricante de la aeronave. El costo anual que demanda el preservado y mantenimiento de la aeronave ronda los 220 mil dólares». Es que pese a la subasta trunca que intentó el macrismo, nunca llegó a publicarse en la compulsa que realiza el Banco Ciudad tal como se preveía, se debió afrontar dicho costo de acondicionamiento mínimo que alcanzó los casi 900 mil dólares durante todo el período.

El histórico avión adquirido por Carlos Menem en 1992 hoy descansa, a medio desarmar, en un hangar de El Palomar. Desde antes de desatada la pandemia, sobrevuela la versión sobre el intento de reparación. En este contexto, Logística respondió una consulta sobre cuál sería el valor de un artefacto de similares características: «de la valuación realizada por el Tribunal de Tasaciones de la Nación, con fecha 16 de mayo de 2017, el valor residual del T-01, en las condiciones actuales, se eleva a la suma de 3.580.000 dólares».Y, en cambio, calcularon cuánto costaría que la puesta a punto de la aeronave: «Las tareas que se requieren, con carácter mandatorio, para que la aeronave recupere su condición de aeronavegable, demandarían una erogación aproximada de entre U$D 10.000.000 y U$D 15.000.000».

Entre las ventajas de reparar esta nave insignia, cuentan en el oficialismo, tallaría el factor económico -el costo del Boeing BBJ (2006) que había preseleccionado el macrismo superaba los USD 50 millones de dólares-, y que como se trata de un 757 de alta prestación, la inversión multiplicaría su valor de mercado (a unos USD 50 millones). Cuando se consulta por su antigüedad, en Logística recuerdan que en 2014 fue reequipado con la «última tecnología» que incluye la posibilidad del aterrizaje automático. Y que, a diferencia de eventuales competidores, cuenta con mobiliario para un dignatario, como una habitación y hasta una ducha.

El famoso «avión de Messi«, un Gulfstream V que suele usar el hoy jugador en conflicto con el Barcelona -que tiene ploteado el número 10 en su alerón- y fue alquilado por Mauricio Macri en su último viaje a Nueva York como presidente, por ejemplo costaría unos USD 25 millones y posee menor capacidad que el artefacto hoy alojado en El Palomar.

Otras ventajas de contar con transporte aéreo propio, explican en el gobierno, es evitar problemas de logística -de horarios por eventuales combinaciones de vuelos- y la posibilidad de ajustar protocolos sanitarios y de seguridad. Antes de desatada la emergencia del covid, Secretaría General analizaba dar el puntapié inicial para la remodelación. Ahora, según se pudo averiguar, el organismo incluiría en las previsiones de gastos para 2021 el costo de reparación informado pero su concreción dependerá del filtro de Jefatura de Gabinete, que la semana próxima girará el proyecto de Presupuesto al Congreso.

En los últimos meses Logística había avanzado con la OACI -el organismo de la ONU dedicado a la aviación que ya había sido convocado por el macrismo- para abrir la licitación para la contratación de un taller para la refacción de la unidad. Incluso se sondeó a una empresa de la alemana Lufthansa, que cotizó en UDS 12 millones el traslado de la máquina hasta el predio de Fadea (Fábrica Nacional de Aviones), con ingenieros y equipamiento tecnológico propio y subcontratando la mano de obra en la firma estatal argentina. Aunque aparecía como el presupuesto más económico igual debería ganar el proceso licitatorio. El plan contemplaba que los motores Roll Royce también iban a destinarse a una firma especializada. Todas estos proyectos, no obstante, dependerán si Jefatura autoriza el gasto. Si se concretara, la puesta a punto del Tango más famoso tardaría unos 120 días una vez concluida la adjudicación del proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *