Sol Castro y sus nuevos desafíos desde Estados Unidos hasta la Selección

Cuando Sol Castro arregló su llegada a la Universidad Robert Morris, para jugar en la NCAA en 2020, no imaginó que un año después sería elegida como la jugadora más valiosa (MVP) del equipo en la temporada.

La riocoloradense tuvo un año fantástico con su equipo y forma parte del plantel de la Selección que se prepara para la AmeriCup que se jugará en Puerto Rico.

“La verdad es que todo esto es una locura. Es una experiencia muy linda y estoy muy contenta. No me esperaba el premio porque hay compañeras que con mucha más experiencia que yo, pero es un lindo reconocimiento al trabajo que hice todo el año”, le contó Sol a Río Negro durante alguna pausa en los entrenamientos con la Albiceleste.

En la temporada, Sol promedió 9,9 puntos, 5,5 rebotes y 1,5 asistencias por partido, lo que la llevaron a destacarse como una de las mejores del equipo.

Luego de un año fantástico en el que se convirtió en la primera novata en ser la goleadora de las Colonials de Robert Morris desde la temporada 2001/02, la rionegrina sigue sumando experiencia con la Selección Mayor y se ilusiona con estar presente en el próximo certamen internacional.

“Esta es otra chance, con otro staff. Además es un lindo desafío y voy a tener la oportunidad de aprender fundamentos nuevos, con otro tipo de juego y de estilo. Acá siempre se puede aprender y aprovecho cada entrenamiento”, comentó sobre su presente en el combinado nacional que dirige Gregorio Martínez. La lista final se conocerá en las próximas horas.

Más allá de quedar o no entre las doce que viajarán a Puerto Rico o no, la deportista regional de 21 años sigue sumando experiencia y roce con las mejores basquetbolistas del país.

“Al principio tuve que cambiar un poco la filosofía de juego porque es distinta a la que me acostumbré, pero trato de aplicar todo el trabajo individual que hice en este tiempo y que creo que físicamente se nota”, indicó, conforme con su presente.

Y como para no estarlo. En su primer año en la NCAA con las Colonias fue una de las figuras de su equipo. Además, integró la nómina de las mejores de la temporada de la Horizon League y también fue elegida como la Jugadora Más Valiosa de su equipo.

“La adaptación fue extraña, porque el juego de ellas es diferente al que estaba acostumbrada. Pero tuve mucha confianza de mis compañeras y entrenadores, además jugué muchos minutos y eso me sirvió un montón. Creo todo fue un premio al extra-work (trabajo-extra). Traté de aprovechar todos los recursos que tiene, desde la máquina de tiros hasta los entrenamientos individuales, y di lo mejor cada partido”, explicó.

Además de lo deportivo, Sol también tuvo que adaptarse a una nueva vida universitaria: “Los primeros días te duele un poco la cabeza para entender y adaptarte al idioma hasta en las clases, pero después uno entra en ritmo y se hace todo más fácil. Es un alto nivel académico y traté de adaptarme lo más rápido posible para desarrollarme mejor”.

Sol Castro es una realidad en el básquet nacional e internacional. Sus perspectivas de crecimiento no tienen techo, avanza a paso firme y va por más en su corta carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *