El Senado rechazó los cambios en la plataforma continental realizado por Chile y bregó por el diálogo

De forma sorpresiva, el gobierno de Chile estableció una nueva demarcación de la plataforma marina en aguas argentinas, lo que generó la rápida reacción de la Cancillería – a cargo en esos tiempos de Felipe Solá– y luego de una reunión con la Comisión de Relaciones Exteriores, los senadores elaboraron un proyecto conjunto saltando cualquier grieta política en tiempos electorales.

Durante el tratamiento en el recinto en forma presencial, el miembro informante y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Adolfo Rodríguez Saá (FdT), sostuvo que “las relaciones con Chile están plagadas de gestos heroícos como la gesta sanmartiniana para liberar Chile” y remarcó que “todas las diferencias siempre las supimos resolver de forma positiva a través del diálogo”.

A la hora de criticar el accionar del gobierno de Chile, Rodríguez Saá aseveró que “el decreto chileno es arbitrario, inconsulto y violatorio de los tratados internacionales vigentes”.

“Esto no es aceptable para la Argentina. Hay que resolverlo a través del diálogo”, aseguró.

A su turno, el senador mendocino Julio Cobos (JxC) señaló: “No podemos obviar el contexto en que se realiza esta pretensión del Gobierno de Chile, el 21 de noviembre hay elecciones. Curiosamente unos días antes modificó la carta náutica número 8 que por decreto le da fuerza y legitimidad de decreto presidencial que pretende corregir lo que no está especificado en el Tratado de Paz que no está delimitado en la carta náutica hacia el sur la soberanía o extensión marítima únicamente hacia el oeste y no al este”, indicó.

En esa línea, precisó: “La pretensión es extender hacia el este, pretendiendo al querer o incorporar a su soberanía 5 mil kilómetros de nuestra soberanía y 25 mil kilómetros cuadrados que son patrimonios de la humanidad porque son aguas internacionales”.

“Dos cosas importantes caben mencionar, el Tratado de Paz con Chile y la Convención de los Derechos del Mar para que sepan que están equivocados los hermanos chilenos. Son dos pilares que queremos destacar y lo dice en el comienzo de nuestra resolución que convalidamos todo lo realizado por COPLA y la plena vigencia del Tratado de Paz”, subrayó.

Cobos ratificó el “rechazo a cualquier pretensión de extenderse y de incorporar 5 mil kilómetros cuadrados tanto de territorio argentino como internacional”.

Para el rionegrino Alberto Weretilneck (JSRN) subrayó que “nada de lo que ha hecho Argentina en este tema no ha violentado el derecho internacional”.

“Cuando analizamos los alcances del Convemar (Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar) vemos cuáles son los alcances: límites de las zonas marítima, zona económica exclusiva, plataforma continental, derechos de navegación, pases y seguridad en los mares, entre otras”, destacó.

Por eso, consideró que “el marco que nos da la Conmevar tanto Argentina como Chile están adheridos y destacar que dentro de los 3 organismos que crea la Conmevar, las determinaciones que toman en este caso la Comisión de Límites Continental es de aplicabilidad obligatoria”.

Weretilneck afirmó que “la posición del presidente de Chile no respeta la tradición diplomática, por lo que vamos a rechazar la petición”.

En tanto, el senador fueguino Pablo Blanco sostuvo que “la postura de Juntos por el Cambio, independientemente de algunas opiniones particulares de algunos dirigentes, está clara, y es la defensa irrestricta de la soberanía argentina en todos los espacios que nos corresponden y las Islas Malvinas”.

¿Qué dice el proyecto aprobado?

El texto aprobado expresa el “más enérgico rechazo” del Senado de la Nación a la “pretensión del gobierno de la República de Chile de extender su plataforma continental”.

También califica a la norma como una “violación al Tratado de Paz y Amistad celebrado con la Argentina en 1984” que desconoce “la demarcación del límite exterior de la plataforma continental” de conformidad con “la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar”.

Los senadores ratifican “su más firme respaldo al trabajo realizado por el Estado Argentino a través de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), el cual se ajusta” al tratado firmado entre los presidentes Raúl Alfonsín y Augusto Pinochet en 1984.

El tratado fue “reflejado en la Ley Nacional 27.557, aprobada por unanimidad en ambas Cámaras del Congreso de la Nación el 4 de agosto de 2020 y promulgada por el Poder ejecutivo el 24 de agosto del mismo año”.

El proyecto también rechaza “el intento de apropiación por parte de Chile de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos, espacio que forma parte del Patrimonio Común de la Humanidad de conformidad con la CONVEMAR y del Tratado de Paz y Amistad”.

Finalmente, reafirma su “adhesión a lo expresado por la Cancillería Argentina en respuesta a la pretensión del Gobierno de Chile en cuanto a que la misma no es aceptable para la República Argentina y plantea una situación que corresponderá resolver a través del diálogo en defensa de los derechos argentinos, de acuerdo a la hermandad de nuestros pueblos y el derecho internacional”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *