El golf, un pasatiempo en Río Colorado

(NOTI-RIO) Un extenso terreno muy particular de 7 hectáreas con un perfecto manto de gramillas. Un sonido metálico al golpear a una bola blanca que saldrá disparada por un largo trayecto, irrumpe la serenidad del lugar. Es el campo deportivo de “Río Colorado golf club” que se encuentra a la vera de la ruta nacional 22 y el camino alternativo de la producción de la localidad.

Desde hace un par de años un grupo de particulares deportistas, que por casualidad y la inquietud a algunos de ellos, iniciaron a conformarse como círculo que con saque lento y rápida caminata vayan sumando adeptos a un pasatiempo que va dejando de ser un deporte para convertirse en un estilo de vida.

A los nuevos aficionados que tomaron la posta para instalar en la comunidad al golf, sorpresivamente retornaron varios apasionados que décadas atrás se habían conformado como grupo y estuvieron muy cerca de conformarse como asociación.

A mediados del 2018, un grupo reducido comenzó a “despuntar el vicio”, junto al área de deportes de la municipalidad, con su escuelita de golf para niños, en un terreno parquizado al ingreso de la localidad.

Hasta que un día llegó Eduardo Sorbellini quien le cedió las parcelas donde están funcionando, inclusive aportando datos e información del grupo que en alguna oportunidad se habían reunido para conformarse como club.

Esto incentivó aún más a los apasionados que, entre capacitaciones, cursos, competencias, están muy cerca de tener la personería jurídica como club.

Los distintos jugadores que se iniciaron en este deporte hace poco tiempo coinciden en señalar que el golf, es la conexión perfecta entre la naturaleza, el pensamiento, la desconexión, el cuerpo y el desafío permanente que te impone el campo de juego.

En los distintos proyectos y competencias hasta el año pasado reunieron un número importante de unas 35 personas que practican frecuentemente el golf, incluso se sumaron jugadores de Valle Medio de Bahía Blanca y de la zona, que llegaron hasta Río Colorado para las prácticas.

La escuelita que está organizado desde la comuna también reúne un número de chicos que en el futuro puede llegar a ser futuros amantes del golf.

La cancha tiene unas 7 hectáreas y nueve hoyos, con dos salidas que permite recorrerla en dos ocasiones y en un tiempo promedio de 4 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.