Robó un auto e intentó fugarse como en las películas

(NOTI-RIO) Un malviviente en solitario de 19 años que había robado un auto en la ciudad de La Plata, protagonizó una persecución de película por cientos de kilómetros por la ruta nacional 22. Poniendo en riesgo de vida a funcionarios policiales, también involucrando varios móviles de unidades de Valle Medio para su aprensión y distintos eventos que  abarcaron a provincias de Buenos Aires, La Pampa y Río Negro.

El imponente despliegue policial, del que tomaron parte varias unidades dependientes de la Unidad Regional IV de la policía rionegrina, que demandó varias horas, permitió poner fin al raid delictivo del joven que había hurtado un vehículo en la costa bonaerense.

El hecho insólito, ya confirmado, comenzó con después de las 6 de la mañana de ayer lunes, con la sustracción un vehículo marca Toyota Corolla de color gris.

Al llegar a la localidad de Médanos –a unos 50 kilómetros de Bahía Blanca- llenó el tanque de combustible en la estación de servicios sobre la ruta y abandonó el lugar abruptamente sin pagar la carga.

A unos 30 kilómetros más adelante, en la localidad de Algarrobo –Bs As-, el delincuente  se dio a la fuga del control policial montado que intentaba identificarlo y detenerlo.

Minutos antes de las 11 de la mañana y tras viajar unos 90 kilómetros, se topó con otro control policial sobre la 22, en la localidad de La Adela –La Pampa-, donde el único ocupante del vehículo volvió a mostrar una conducta evasiva, escapando a altas velocidad del lugar, por la banquina, para seguir con su raid.

Rápidamente, fueron informados por la grave situación al personal del Cuerpo de Seguridad Vial de Río Colorado –Río Negro- que se encuentra a unos 5 kilómetros.

Tras cruzar el puente carretero sobre el colorado y al notar que la policía estaba al tanto de sus maniobras temerarias y al momento que los agentes policiales de Río Colorado, intentaban dar las órdenes para que detenga la marcha, el imputado volvió a acelerar la marcha, cruzando frente al control policial a más de 100 kilómetros, además de amenazar la vida de las personas. También con sus maniobras peligrosas para seguir con la fuga derribó varios conos del puesto de control sanitario de SENASA.

Inmediatamente, un móvil con los agentes comenzó la persecución buscando detenerlo, mientras se conformaba un nuevo operativo cerrojo para evitar otros escapes en las dos vías posibles. Uno fue en jurisdicción de General Conesa en la ruta 251 y el segundo al ingreso de Choele Choele sobre la ruta 22.

El hombre continuó su marcha en dirección unos 130 kilómetros por la 22 hacia Valle Medio, donde se volvió a montar un importante dispositivo a la altura del km. 993, -en proximidades del aeropuerto-, buscando frenar la alocada marcha del conductor del Toyota en fuga.

La policía cortó totalmente el tránsito y sobre la calzada colocaron dos camiones literalmente atravesados y que cubrían ambos carriles de la ruta, aunque eso tampoco impidió que el violento conductor con otra maniobra peligrosa logró sortear el control, dándose nuevamente a la fuga a gran velocidad.

Al móvil de Río Colorado en persecución por la ruta 22 en dirección al Alto Valle, se sumaron los móviles de tránsito y de la comisaría 8va. de Choele Choel.

Para entonces, ya las comisarías 72 de Darwin y 64 de Coronel Belisle estaban al tanto de lo que estaba sucediendo y en el kilómetro 1004, antes del cruce ferroviario,  dispusieron otro corte sobre la ruta utilizando otros dos camiones.

Ante un nuevo tapón, el conductor perseguido y varios móviles a su espalda, tomó otra opción de incursionar por caminos de la zona rural, buscando alcanzar el ejido urbano de Darwin.

El evadido llegó incluso a la zona rural de Coronel Belisle, intentando desesperadamente continuar con su escape y seguir eludiendo a los 8 móviles policiales que lo intentaban “cazar”, cerrándole las distintas opciones de fuga.

En uno de los últimos intentos por evitar ser atrapado, tomó por calle Sarmiento, una arteria que corre paralela a la Ruta nacional 22 en Belisle y a la altura del km 1030 sale nuevamente hacia la ruta.

Pero esa intención se encontró con móviles policiales cerrándole el paso.

Ante esta situación, el hombre decide abandonar el auto para seguir su escape a pie, lo que pudo hacerlo por unos 300 metros, hasta que el personal policial lo pudo alcanzar y reducirlo y ponerle fin a la fuga de cientos de kilómetros, además de poner en riesgo la vida de varias personas.

Ya detenido, tomó intervención el fiscal en turno, Balditarra, de la Fiscalía Descentralizada de Choele Choel, que dispuso el inicio de actuaciones por «atentado y resistencia a la autoridad y daño en grado de flagrancia».

En las primeras averiguaciones al respecto del motivo que habría tenido el prófugo para realizar las riesgosas maniobras de escape, pudiendo establecerse, a través de una comunicación  del gabinete del delito automotor de Mar del Plata, que él mismo había sustraído en esa ciudad el auto, lo que dio inicio, en principio, a una causa por «encubrimiento».

Un comentario sobre «Robó un auto e intentó fugarse como en las películas»

  1. REALMENTE ,DEBEMOS DECIR Y PENSAR QUE EL ACCIONAR POLICIAL DE TRES(3) PROVINCIAS ES LAMENTABLE ,ESTE JOVEN ROBO UN AUTO EN MAR DEL PLATA Y PARA ELLO BURLO MAS DE DIEZ CONTROLES ,ALGO INUSITADO-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.