Alberto le bajó el pulgar a Portezuelo

 En su visita oficial a General Pico, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anticipó que laudará para que se realice el estudio de impacto ambiental de la obra de Portezuelo del Viento, algo que pedían desde hace tiempo La Pampa y otras tres provincias que comparten la cuenca del Río Colorado.

Al referirse a la obra, el mandatario nacional remarcó que el «agua es de todos» y que hará lugar al pedido hacer un estudio de impacto ambiental, como pidieron las provincias de La Pampa, Buenos Aires, Neuquén y Río Negro.

En principio, Fernández se refirió a la escasez de agua y a la necesidad de una gestión más eficiente para garantizar el recurso, como elemento vital para la vida y también para el desarrollo de la producción.

«Hoy acá estamos convocados por un tema que es el agua. El agua, que por consecuencia del cambio climático, se convirtió en un recurso escaso. Nosotros tenemos que tener inteligencia para administrar el agua adecuadamente. Ya no sobra el agua, ya vemos como los glaciares cada vez más se van derritiendo y como esas nieves dejan de proveer el agua que en otros tiempos proveían. El agua es de todos, el agua no es propiedad de nadie», señaló.

«Yo veo las necesidades de agua que tienen las provincias para poder desarrollarse, porque el agua es necesaria para vivir, pero también para la industria y la producción agrícola y si no tenemos industria ni producción, lo que tenemos es menos trabajo», agregó.

Portezuelo.

En referencia directa a la obra de Portezuelo del Viento que impulsa la provincia de Mendoza, el mandatario nacional subrayó que «la solución para uno puede ser un problema para cuatro» y que por ello hará lugar a que se haga el estudio de impacto ambiental».

«Hay un proyecto de hace mucho tiempo en Mendoza que es el de Portezuelo del Viento, donde alguna vez se pensó hacer un dique allí, afectando las aguas del Río Colorado. El Río Colorado nace allí y recorre también Neuquén, Río Negro, La Pampa y Buenos Aires. El Río Colorado no es de una provincia, es de todos los argentinos y es algo que todos deberíamos entender», indicó.

«Lo que puede ser la solución para uno puede ser un problema para cuatro, entonces no es una solución. Las cuatro provincias por donde pasa el Río Colorado, Neuquén, La Pampa, Río Negro y Buenos Aires, nos han pedido que hagamos un estudio de impacto ambiental sobre los efectos que podría generar la construcción de esa obra hídrica. Y yo voy a hacer lugar a que se haga el estudio de impacto ambiental, porque así como los gobiernos no son de los que gobiernan, el agua no es propiedad de nadie, es propiedad de los argentinos y argentinos que lo necesitan», manifestó.

Federalismo.

Durante su visita a esta ciudad, el Presidente también habló de desarrollar un país federal y remarcó que se debe trabajar por el desarrollo de todas las regiones.

«Veía cómo la Argentina concentraba su riqueza en el centro del país y tenía una periferia al norte y una al sur. Y no me sentía cómodo viviendo en un país donde hay un país central y dos países periféricos, pero la Argentina es una sola. La mejor forma es lograr el desarrollo argentino que no es lo mismo que hacer crecer a la Argentina, porque el crecimiento se puede ver en números pero si no alcanza a todos, eso no es desarrollo. Una sociedad se desarrolla si todos se desarrollan, pero una sociedad donde unos pocos acumular y millones distribuyen pobrezas, esa es una mala sociedad», señaló.

«Tenemos que lograr que Argentina se desarrolle, no que crezca. Crecer, crecemos, generar trabajo, generamos trabajo, pero no estamos logrando que ese desarrollo se dé por igual en todos los rincones de la patria. No me siento tranquilo con eso de vivir en un país así y estoy dispuesto a cambiarlo y para cambiarlo voy a gobernar con todos los gobernadores. Esa es la tarea que tengo yo como gobierno. Yo no soy el dueño del gobierno, nadie es el dueño del gobierno, el gobierno es del pueblo», marcó Fernández.

Viviendas.

En el discurso que dio ayer en Cultural Argentino, el mandatario nacional recordó que al momento que era candidato le pidió a los gobernadores que enumeraran los cinco problemas principales que tuvieran en cada una de sus provincias. En este sentido, dijo que muchos de esos puntos ya fueron resueltos y recordó que entre los puntos acordados con La Pampa, figuraba el reconocimiento por parte de la deuda de Nación y la construcción de viviendas sociales.

«Muchas provincias tenían juicios que le reclamaban a la Nación y fuimos cumpliendo con esas obligaciones. Lo hicimos con La Pampa, lo hicimos con San Luis y lo vamos a hacer con Santa Fe», dijo.

En este sentido, mencionó que camino al acto, vio las viviendas sociales que se construyen en la ciudad y que Ziliotto le indicó que la obra se lleva adelante con los fondos de la deuda que pagó Nación.

Además, destacó que en Argentina «hay 4.600 obras públicas en ejecución» y que «el 95 % de los argentinos vive en un lugar donde una obra pública se está construyendo. Hemos entregado 45 mil viviendas, el gobierno que me precedió entregó 14 mil con los créditos UVA. En este momento, amén de esas 45 mil, se construyen 102 mil viviendas. Eso hace al desarrollo y tener un techo es a esta altura, un derecho humano. Esos problemas no los resuelve el mercado, los resuelve el Estado».

Trabajo.

Por último, Fernández indicó que uno de los objetivos es generar trabajo genuino y que en ese sentido «todos los ministros tienen que trabajar para que los bolsillos de los argentinos se llenen de plata».

«Celebramos que la construcción tiene 400 mil empleados y el momento en el que más empleados tuvo, fueron 420 mil. Cuando se registró eso, dos terceras partes eran empleados del sector privado y el resto de la obra pública. Ahora la mitad es del sector privado y la mitad de la obra pública. Tenemos más de 60 mil nuevos empleos formales que los que existían en 2019 cuando asumimos el gobierno», señaló.

«Tuvimos que afrontar una deuda con acreedores privados tomada con total irresponsabilidad y tuvimos que afrontar una deuda con el FMI que ninguno de nosotros hubiera querido tomar. Todo esto tuvimos que hacerlo en la peor pandemia que vivió la humanidad y cuando la pandemia se está terminando se desata una guerra de efecto global. Les digo que estamos en el camino correcto, que la economía y el empleo crece. Todos los ministros tienen que trabajar para que los bolsillos de los argentinos se llenen de plata para que distribuyamos mejor los recursos», finalizó.

Un comentario sobre «Alberto le bajó el pulgar a Portezuelo»

  1. hummm cuanto durara esta parodia electoralista ,el proyecto portezuelo del viento fue creado por Arturo Lafalla ,gobernador peronista de Mendoza ,en la decada del 90 ,y ahora otro peronista ,le baja el pulgar ,me huele a aerolineas argentinas a ypf ,o sea me huele a negociados de miles de milllones de dolares,¿no le parece? investigue ni aunque sea un poqujito para ver como se hacen de tremendas cifras de dinero –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.