Ignacio Malcorra, el campeón con Rosario Central que volvió a Río Colorado

“Siempre me tuve fe, porque confiaba en mis condiciones. Me costó un poco y me llevo tiempo, pero siempre supe que tarde o temprano me iba a tocar. El camino hasta ser campeón fue muy duro, encima del fútbol argentino que es muy difícil”, recordó Ignacio Malcorra días después de haber levantado la Copa de la Liga con Rosario Central.

Luego de una larga carrera, de pelearla por el ascenso y el exterior, el rionegrino tuvo su recompensa siendo protagonista para la conquista del Canalla en Santiago del Estero. Así, Nacho le puso la frutilla del postre a un año gigante en lo personal y en lo colectivo.

Ya en su Río Colorado natal, mientras disfruta de merecidas vacaciones con familia y amigos, el volante creativo repasó la conquista. Antes fue recibido por cientos de vecinos que lo saludaron mientras paseaba en el camión de los Bomberos.

Nacho no solo fue una pieza fundamental para el equipo de Miguel Russo a lo largo del año, ya que dio diez asistencias y anotó ocho goles en el 2023, sino que también se metió en la historia del clásico rosarino.

Por la fecha 7, con Central en el último puesto de la Zona A, el enganche se hizo cargo de un tiro libre a minutos del final con el partido igualado. La clavó en el ángulo y le dio el triunfo al Canalla.

“Es una de las cosas que mejor hago, así que cuando quedó el tiro libre me tenía mucha fe. Por suerte entró y pudimos ganar. Venía de una lesión, jugué pocos minutos y se dio todo redondo”, comentó sobre el ‘Malcorrazo’ (como se lo recuerda al triunfo 1-0 en el Gigante).


«El clásico de Rosario es el mejor», asegura Malcorra


Si bien reconoció que el River-Boca es el más importante del país, para Nacho el de Rosario es el mejor. “Una cosa es mirarlo por tele y otra es vivirlo. Es algo impresionante, en cuanto a folkclore y a lo que se vive adentro de la cancha es una locura. Acá si ganas o perdés, quedan secuelas”, agregó.

El envión del clásico fue fundamental. Desde ese triunfo, Central no perdió más y luego coronó el año con el título.

“Todo el año fue positivo. Arrancamos complicados (a 5 puntos del descenso), pero hicimos una buena Liga y en este último torneo nos teníamos fe. Empezamos a sumar y cada vez estábamos mejor. Se fue dando de a poco, primero entramos en Libertadores, después quedamos cuartos y terminamos como campeones”, explicó.


El camino a un título inolvidable


En el camino al título eliminaron a Racing y River, ambos por penales, y demostraron estar a la altura. “Son partidos que nos gustan jugar, después la final fue más difícil porque no se nos podía escapar y se nos dio”, comentó.

Sobre lo que significa ser campeón dijo: “Es muy importante para un club como Central, por lo grande que es y la multitud que mueve en Rosario. En lo personal uno siempre sueña con jugar en Primera y después en salir en campeón, así que es una felicidad enorme”.


La Libertadores y la ilusión de hacer dupla con Ángel Di María


El próximo jueves volverá a los entrenamientos y ahí será el momento para cambiar el chip. Días atrás renovó su contrato con Central por dos años más y ahora se ilusiona con jugar la Libertadores.

“Ahora estoy feliz disfrutando de las vacaciones. Pero ya se viene un lindo desafío como la Libertadores y sería hermoso si después de junio se puede sumar Ángel Di María. Eso lo sabe solo él, pero ojalá se pueda dar”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *